15 agosto 2010

APRESTO LABORAL

Estimadas(os):

Me gustaría compartir algo importante con todos ustedes… Como varios saben, me encuentro en Australia durante este año, empapándome de la cultura y en definitiva, viviendo la aventura! Y obviamente para poder vivirla a concho… también debo trabajar y así financiar mis sueños…
Es en ese punto donde me quiero centrar… recordarles, aun cuando quizás ya no es mi “deber”, que la actitud ante el trabajo lo es TODO. Llegué a la ciudad donde me encuentro hace unos 2 meses, y esa misma semana me dispuse a buscar trabajo en algo que pudiera hacer, donde tuviera alguna habilidad mínima, donde existieran ofertas de ese tipo de trabajo… en fin, no buscar “cualquier cosa en cualquier parte”. Me decidí a trabajar como “mucama” haciendo aseo en hoteles. Me di cuenta que acá hay varios, pagan bien, se necesita gente, tengo habilidades como ser perfeccionista y rápida y lo más importante, si quiero, entonces PUEDO.

Comencé visualizando mi meta, me imaginé trabajando en un hotel, haciendo camas, pasándolo bien! (que importante es pasarlo bien en lo que uno hace, no importa lo que sea) para luego ir arreglando mi Currículum profesional, agregando trabajos casuales que había hecho durante mi época de universidad, como garzona y otros trabajos similares, para que así mi CV tuviera un perfil más “funcional”.

Luego me dedique a buscar los lugares donde me disponía a dejar mi CV. Programe el tiempo para dejar los CV’s en los lugares donde YO quería trabajar y partí caminando, Hotel por Hotel, dejando mis datos, hablando con gerentes o quien estuviera a cargo comentando mis ganas de poder trabajar con ellos. Nada pasó ese mismo día… es más, en muchos lugares apenas me dieron bola, en otros me dijeron que no gastara mi tiempo dejando mi Cv…

Al día siguiente tampoco tuve noticias… pero mi ánimo jamás decayó, todo lo contrario, me enfoque aún más en visualizar ese trabajo como si ya lo tuviera, como si ya fuera mío. Dos días mas tarde, recibo una llamada del primer hotel donde dejé mis datos, es decir, mi opción numero 1. Tenía trabajo!!! No lo podía creer, al día siguiente empezaba a trabajar donde yo quería y mis sueños tenían en parte cómo concretarse…

Ha pasado el tiempo y todo va excelente… soy la opción numero 1 del gerente si necesita una aseadora y me llevo muy bien con él. Sin embargo, el trabajo es casual (Una o dos veces a la semana según la cantidad de Clientes que se hospeden) por lo que me decidí a obtener otro trabajo para completar los otros día de la semana. Seguí el mismo procedimiento sólo que ahora fui a otras partes del pueblo que no conocía a ver los hoteles que había por esa zona. De nuevo, opción numero 1 en la mira, entro al lugar y toman mis datos. Me retiro feliz, sabiendo que ahora mi vida acá sería más próspera y abundante, a pesar de los comentarios de varios lugareños y extranjeros que durante todo este tiempo me han dicho que es “taaan difícil tener trabajo en este pueblo tan chico” y ciertamente así lo debe ser para los que eligen CREERLO.

No pasan más de 5 minutos (no es broma) y me llaman a mi celular. “Pamela, tu viniste recién a dejar tus datos para trabajar como aseadora?” “si”, contesto, atónita. “Ok, tenemos trabajo para ti, estás cerca?, puedes venir al hotel ahora?” Jajajaja, lancé una carcajada sincera y abierta llena de felicidad al universo, y más de alguna persona me debe haber mirado con cara extrañada…
Lo había logrado de nuevo.

Ya van dos meses acá en Byron bay, dos trabajos que conseguí porque YO los llamé, yo los quise en MI VIDA. Han ido apareciendo otros, aseos esporádicos en casas particulares, donde se corre la voz entre amigos… y me van llamando de otras casas. Tengo trabajo prácticamente todos los días de la semana, y aunque a veces estoy literalmente en el suelo de lo cansada que estoy, también estoy llena de dicha, porque he comprobado , una vez más, pero ahora fuera de Chile, la más grande de las afirmaciones que siempre les sugerí: Si realmente quieres trabajar, la actitud, automotivación y perseverancia, LO ES TODO.

Espero que estas palabras puedan servir de inspiración, para quienes todavía se encuentran cesantes, para los que creen que es muy tarde para ellos, que es difícil, que hay barreras… Las únicas barreras son las que UNO MISMO SE PONE. “CUANDO CREES EN ALGO, CREAS ESA REALIDAD EN TU VIDA”.

Un abrazo a todos y cada uno de mis ex-alumnos de Apresto Laboral, y a todos los que hayan leído estas palabras, siéntanse libres de compartirlo con quienes crean les pueda ayudar.

Bendiciones

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...