09 mayo 2017

Dejar de ser pareja amorosa cuando sé es pareja parental




Francisca y Leo llegan a mi consulta para poder llegar a ciertos acuerdos con sus hijos luego de poco tiempo de haberse separado. La primera sesión fluye con bastante tensión, el poco tiempo que llevan separados da cuenta de varias heridas que cada uno lleva, cicatrices notorias y otras claramente invisibles al ojo corriente, no así al clínico. Y no es que YO como soy Psicóloga Clínica soy la única que lo puedo ver... es que cuando se trabaja hace casi una década todos los días atendiendo adultos con problemáticas ligadas a crianza y problemas amorosos... hay ciertas cosas que has ido aprendiendo... principalmente porque me declaro adicta a aprender de mí misma y secundariamente porque me gusta muchísimo el lenguaje no verbal.

La pareja comenta la necesidad de llegar a acuerdos luego que habían intentado con consejos, indiferencias, peleas, terapia anterior y no lograban llegar a puerto. Cada uno sostenía estoicamente su postura. Desde el dolor, es lo más lógico, reflexioné para mis adentros... 
A medida que avanzaba la sesión, me iba percatando lo difícil que resulta poder brindar sólo mediación de acuerdos, brindar sólo lo que me están solicitando... cuando claramente hay duelos no resueltos que necesitan sanar PARA que así, se pueda llegar a acuerdos. 

Ese día él se va más contento que ella. Los puntos que no quería transar ella, tampoco los quería debatir, se notaba intensamente afectada y era el lugar menos oportuno para abrir ese proceso, delante de la persona que menos ella se permitiría mostrarse vulnerable. Cuando se van, la abrazo fuerte, la miro... él no lo nota, le digo "te siento"... hazte un cariño éstas semanas, porfavor. Me mira emocionada y se va. 

Lo más complejo de trabajar con parejas es ser 100% equitativa. Que ambos sientan apoyo y a la vez que no me pongo en ningún lugar más que en el otro. Es realmente un trabajo muy intenso para un terapeuta, estar doblemente consciente de las propias pautas y creencias, dejarlas esa hora y media de sesión totalmente de lado (se puede por cierto) y conectar, conectar, conectar. Comprender... unir y encontrar esos lugares comunes, esos puntos de encuentro... esas vivencias que tuvieron ambos que los llevaron en algún minuto de sus vidas a amarse tanto y estar juntos, hacer familia y reirse sin preocupaciones. Eso se puede conectar, para hoy resignificarlos en pro de las necesidades actuales. Pero para eso al menos hay que pasar por el filtro de cómo está cada uno llevando el duelo.
No siempre se necesitan terapias eternas y complejas, millonarias y 3 veces por semana. Sobretodo si te enfocas a detectar los recursos de cada uno, fomentarlos, potenciarlos, darles tareas con esos recursos, y que haya complementos recursantes también... como la terapia floral, el reiki, etc. 
No hay nada más sanador que tu terapeuta te haga sentir efectividad personal... y eso es una de las virtudes más tremendas que he visto en las flores, y me encanta potenciarlas. 
Ésta vez se van sin flores.

Llega la segunda sesión... más intensa aún.. comienzan a salir inevitablemente recuerdos y momentos pasados de la relación... solos, sin pedirle permiso a nadie, sin temor... un ambiente callado y calmado está siendo testigo de aquellas sombras que comienzan a dejar sus mentes y cuerpos... 
Esas vivencias claman liberación... es como si de pronto ya no quisiera que doliera más.... ella se abre... él se sorprende... él le hace una pregunta clave... acompaño suavemente, que ni me vean, pero que sepan que si llegó el momento de sanar, éste es el lugar más seguro para abrir los corazones... se miran a los ojos, uno le pide perdón al otro... mientras lo hace... ojos llorosos comienzan a evidenciarse.... la energía se sigue expandiendo... sigo sosteniendo callada y serena, que ni me vean... que no se distraigan conmigo... de pronto se hace necesaria una pequeña y breve intervención... el que menos sentía que necesitaba sanar comienza a soltar... y suelta suelta y el otro mira... y en esa mirada vuelve a haber amor... no amor de pareja, amor de... empatizo contigo, te veo, al fin veo eso que tantas veces me dijiste y nunca ví... cerramos, nos abrazamos... suspiros varios y gracias de ambos lados... a lo que enfatizo... gracias por confiar... se van agotados y con cierta paz... 

Tercera sesión... escucho risas en mi living mientras termino con una paciente... si, son ellos, ya llegaron.. se están riendo?! Minutos más tarde... salgo de mi consulta y los veo conversando animadamente... era real!
Entran a la sesión y me cuentan que habían ido a mediación. No lograban llegar a acuerdo pero algo pasa... uno dice "no doy más con esta guerra" espera al otro al termina la mediación y comienza la conversación... bajó la guardia... el otro sin darse ni cuenta también inmediatamente la bajó. "Hemos llegado a acuerdo" me contaron al unísono.

La sesión avanza con un optimismo que se palpa en el aire, me emociona y me deja boquiabierta los acuerdos a los que han llegado. Se han enfocado en la solución, ya no son enemigos, sino "colegas" trabajando para el mismo fin, el bienestar de sus hijos y el propio, pues uno no puede brindar una energía de salud mental si no se cuida y se ocupa de sí mismo.

Una separación, (sean matrimonio o no... da igual) cuando se tienen hijos, impacta en nuestra vivencia en todos los niveles: como familia entera, como pareja parental, como pareja amorosa y a los hijos en total y cada uno por separado. Se necesita trabajar en todas esas áreas

La base segura la ponen los padres, la base segura debe trabajar en su propia seguridad como pareja amorosa Y como pareja parental que ya vemos, no es lo mismo. Esta es una historia real, muy recurrente y para beneficio de ellos y de sus hijos, termina bien!, se dieron el tiempo de trabajar en su relación ya no siendo pareja amorosa, sino desde la construcción de la familia como son ahora, padres de los mismos hijos queriendo lo mejor para todos.


Pamela C. Labatut H.
Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta
Terapeuta Floral Acreditada - Terapeuta Holística









14 octubre 2016

Círculo de Mujeres #Terapeutico #Maternidad 23 de Octubre 9:30 am.



"Si la maternidad, en todos sus procesos, fuese respetada, visible y validada por la sociedad, ¿cómo sería tu maternidad?"
¿Hagamos un círculo? y compartamos todo esto que nos pasa cuando estamos en etapa de intencionar nuestros bebés, de embarazos, de duelos gestacionales, de crianzas, lactancias, de hacer pareja, de hacer familia!!! que te parece que hablemos!!! digamos aquí en la intimidad del círculo, lo que ya no podemos callar, aquello que ya nos disgusta, que nos incomoda... los ropajes de sumisa, abnegada mujer, puede que a varias le estén dando urticaria, como que ya no va! y también para muchas los de mujer superpoderosa, fuerte, que se las puede todas!...  basta!! En los círculos de mujeres sobre maternidad nos encontramos con que todas estamos tan cansadas de estar aisladas unas de otras, de comunicarnos vía whatsapp todo el día con nuestras amigas para sentir cobijo, calor, compañía! para escapar un rato de la rutina! y es que nos necesitamos! porque con la cantidad de cosas que tenemos que hacer al día, con todo lo que le tenemos que rendir al jefe, a la familia, amigos, pareja, hijos... no dá! No da para hacer tribu.Y si bien es cierto que no es una exigencia muchas veces explícita la de rendirle a todos, sí es evidente desde nuestra memoria ancestral, la sobrecarga de conductas impuestas por la sociedad de cómo comportarnos con todos los demás, por lo que hoy, comportarse de manera más auténtica a nuestros sentires y menos tratando de agradar o cuidar al resto, es algo que se siente, se vive y se condena en el inconsciente colectivo como una traición y deslealtad a la herencia, al sentirse perteneciente a (familia, cultura, etc). Si traiciono, me excluyen. Encrucijada!!! ¡¿Que hacemos?! Perpetuamos mandatos, perpetuamos lo no saludable.

¿Pero y por qué necesitamos hacer tribu? Pues las mujeres antiguamente siempre estuvieron reunidas en tribu. Criaban juntas, trabajaban juntas, se acompañaban constantemente, lo que hormonalmente sincronizaba sus ciclos menstruales y nos genera mayor producción de ocitocina. Esa hormona tan importante para nosotras puesto que está directamente vinculada con la regulación emocional y la disminución del estrés, es la hormona del amor que se activa en los orgasmos, partos y lactancias Es clave!. Para una mujer, estar en compañía de otras es invertir en salud mental/emocional/física y espiritual. Cuando hablamos unas con otras, nos comprendemos mejor a nosotras mismas, nos reflejamos en las otras historias y adquirimos mayores recursos y herramientas para lidiar con todo lo que nos pasa. En los círculos siempre se entregará información empoderadora de todos nuestros procesos, sentires y ciclicidades, de manera que podamos seguir profundizando y transformándonos luego de salir de nuestra tarde juntas.  Todas somos iguales, en los círculos no hay etiquetas, exigencias, ni una es más, ni una es menos, porque estamos sentadas a la par con la otra y todas hacia el centro... ya veremos que se trabaja en el centro. 


Los círculos son intensos, trabajamos con herramientas terapéuticas muy diversas y potentes y nos vamos muchas veces con tareas para la casa, para generar un cambio tal, que de una buena vez, nos sintamos más sinceras, libres y resueltas con nosotras mismas. Auténticas. 

Miraremos la relación con nuestra madre y como desde ahí nos relacionamos con la maternidad... miraremos la relación con los padres y la pareja que vimos o no vimos en papá y mamá, para mirar desde ahí nuestras relaciones amorosas... Miraremos con profundo amor nuestras heridas de infancia, para sanar y desde ahí construir maternidades conscientes, imperfectamente perfectas, placenteras. Este círculo lo construimos todas, porque somos nuestra propia medicina y cuando se asiste a un círculo de mujeres, uff que queda claro eso!








Vengan solitas, tener este espacio de autocuidado es importante. Si tienen bebés que ya gatean bastante o caminan se hace muy difícil realmente ESTAR en el círculo, difícilmente podrán participar y las quiero aprovechando este espacio!.


¿Cuando? 23 de Octubre, 9:30 am. en punto!
Cada círculo será de 10 mujeres máximo. Inversión: $20.000 la duración es de 4 horas aprox.  Para reservar tu cupo se transfiere a mi cuenta. Pídeme los datos al mail más abajo. *No se reserva cupo sin abono, para así darle espacio a otras mujeres. 
Inscripciones al mail: contacto@psicologiayflores.cl 
Lugar: Rancagua, centro Alma Paz

Abrazos y besos de luz de luna!




Pamela C. Labatut Hernández
Mujer y Mamá
Ps. Clínica y Psicoterapeuta femenina
Terapeuta Floral Acreditada
Terapeuta Complementaria


09 agosto 2016

El viaje de la mujer Heroína: entrevista con Maureen Murdock



Todo empieza con una sensación de vacío, un sentimiento de vacío común en todas las mujeres de este tiempo “que las hace sospechar que su naturaleza femenina, al igual que Perséfone, se ha ido al infierno”. Este es el punto de partida del trabajo de Maureen Murdock, cuya obra “Ser Mujer. Un Viaje heroico” ha conseguido inspirar a miles de mujeres en todo el mundo y es un best seller internacional.

Murdock es escritora, psicoterapeuta junguiana y licenciada en terapia familiar, especializada en Desarrollo Humano. En su trabajo como terapeuta de mujeres, observó en ellas una pauta de insatisfacción constante por los éxitos profesionales, que describían como una sensación de aridez o vacío, de muerte espiritual, junto con la pregunta ¿para qué sirve todo esto?. Según la psicoterapeuta norteamericana, es aquí cuando se revela la búsqueda de la mujer hoy en día, la búsqueda del abrazo a su naturaleza femenina, de aprender a valorarse como mujer y a curar la herida de lo femenino. Se trata de un profundo viaje interior cuyo punto de llegada es un ser humano integrado, equilibrado y completo. Maureen Murdock representa este proceso como un viaje mítico que, en parte, evoca al modelo de búsqueda heroica descrita por Joseph Campbell, pero con etapas y lenguaje peculiares y propios para las mujeres.

Este proceso se inicia cuando la mujer rechaza su naturaleza femenina, identificada por miles de años de patriarcado como pasiva, voluble, débil, inferior, dependiente, demasiado emotiva e improductiva. En su afán por librarse de estas asociaciones negativas, las mujeres se han ido identificando progresivamente con los valores masculinos de nuestra cultura, generando un desequilibrio interno dentro de sí que las ha dejado marcadas y heridas. Así, muchas mujeres que han hallado reconocimiento en una sociedad dominada por los hombres, al final, éste “éxito” les ha resultado insuficiente e, incluso, destructivo. El hecho de tomar conciencia de todo esto, permite a la mujer reconectarse de nuevo con lo femenino, hasta alcanzar su plenitud personal.

Y, ¿cómo describe Maureen Murdock todo este proceso? En primer lugar, el viaje comienza con la búsqueda de la identidad de la mujer (puede producirse por muchas circunstancias: una enfermedad o un accidente, el final de una relación, la muerte de un padre o un hijo, un sueño frustrado, insatisfacción, etc.), cuando el “viejo ser” ya no vale y la mujer empieza un descenso hacia su interior, un camino de vagar sin rumbo, de pena y de rabia, de destronar reyes, de buscar los pedazos perdidos de una misma y de encontrarse con la sombra femenina. En este período, se empieza a curar la herida que resultó del rechazo inicial de lo femenino, la ruptura madre/hija, y se comienzan a nutrir los propios sentimientos, la intuición, la sexualidad, la creatividad o el sentido del humor. Y, también, las ganas de hacer proyectos creativos, de conectar con la naturaleza, de descubrir el cuerpo y de disfrutar de la compañía de otras mujeres. Es una etapa de decisiones.

Durante este trayecto interior, la mujer también redescubre y empieza a reivindicar el alma perdida de la cultura femenina y sus referentes, lo que muchas mujeres llaman reclamar a la Diosa. Hasta ahora, las mujeres han emulado el viaje heroico masculino porque no había otras imágenes que seguir y reproducir, dado que o bien tenían “éxito” en una sociedad masculinizada o estaban dominadas y dependientes como hembras. Por eso, el viaje heroico femenino pone al descubierto nuevos mitos y heroínas para cambiar las estructuras económicas, sociales y políticas de la sociedad. Según explica Murdock, éste debe ser el motivo por el que tantas mujeres dirigen sus ojos a la imagen de la Diosa y de las antiguas culturas matriarcales, para entender las formas de liderazgo más basadas en el compañerismo y en la cooperación.

Para llegar al final del viaje, la curación de la brecha femenina interna ha de ir aparejada a la lenta y sutil integración de los aspectos femeninos y masculinos de la mujer. En este sentido, no se trata de descartar todo lo aprendido y logrado anteriormente, sino de aprender de la experiencia y orientar esa sabiduría a usar las propias habilidades de otro modo. El matrimonio sagrado entre lo femenino y lo masculino permite saber navegar en las aguas de la vida cotidiana y escuchar las enseñanzas de lo profundo, ayudar a las necesidades de los otros respondiendo -a la vez- a las propias necesidades. Y trabajar, juntos, para preservar el equilibrio en la tierra, en beneficio de la humanidad.



Entrevista con Maureen Murdock

¿Cuál es la principal diferencia entre el viaje de la heroína y el viaje del héroe?

Mitológicamente, el viaje del héroe es hacia arriba y afuera y el viaje de la heroína es hacia abajo y adentro. El viaje masculino se dirige hacia el espíritu y el viaje femenino es un descenso a la conexión con el alma, con la Feminidad Sagrada.

¿Qué representa la imagen de la Diosa para las mujeres que se están acercando a su feminidad?

La Diosa nos enseña sobre corporalidad, es un arquetipo eterno de la psique humana y es parte de la misma “materia prima” de nuestro ser. Los ancestros miraban al mito de la Diosa como una imagen eterna, para describir los ciclos de nacimiento, muerte y renacimiento como un ciclo continuo y eterno. Ella daba vida y las almas de los muertos eran recogidos en su “útero” para renacer. Se puede decir que la cara femenina de Dios es la promesa de la vida eterna.

El principio del camino produce una gran sensación de vértigo…

Cuando la mujer ya no quiere vivir su vida con reglas patriarcales, necesita coraje y predisposición para hacer algunos sacrificios y es posible que deba ajustar su forma de pensar respecto cómo usar su tiempo y qué significa una vida “exitosa”. Deberá escuchar su cuerpo y su intuición “interna”. Sí, esto crea una sensación de vértigo, por eso es tan importante tener el soporte de otra mujer y tiempo para estar en la naturaleza.

Háblenos de las pruebas del camino. ¿Qué son los ogros y los dragones?

Son pruebas internas: superar los mitos de la dependencia, de la inferioridad femenina y del amor romántico. A muchas mujeres se las ha incentivado a renunciar a sus necesidades por el amor a otros y para protegerles de su éxito y autonomía. Muchas culturas todavía desaniman a las mujeres al ejercicio pleno de sus capacidades o al desarrollo completo de sus potenciales. Se ha enseñado a las mujeres que lo masculino es mejor y más poderoso. Por su parte, el mito del amor romántico quiere decir que “él” (el otro) cambiará mi vida (ya sea “el” jefe, esposo, amante, hijo, ideología, movimiento político, secta, etc.) y actualizará mi destino.

¿Existe algún tipo de muerte o renacimiento espiritual en todo este proceso?

Sí, y muy a menudo incluye un periodo de penitencia, tristeza, rabia y sentirse sin rumbo. La tarea es, entonces, reivindicar las partes de una misma que eran ignoradas y desvalorizadas en la separación inicial de lo femenino. Es por eso que surgen muchos sentimientos en este proceso. Pienso que es una “llamada” y requiere que la mujer responda con consciencia a la invitación de crearse a sí misma de nuevo. A menudo se siente como un “autoembarazo”, un periodo de gestación y espera creativa que lleva al renacimiento en un nivel más elevado.

Usted habla de la necesidad de sanar la ruptura madre/hija. ¿A qué se refiere?

Es una curación de la parte que se alejó de ti misma en la separación inicial de lo femenino. La finalidad es hacer crecer una buena madre dentro de ti y, a menudo, incluye una sanación con la propia madre o hija, esté viva o muerta. En el taller, hacemos un ritual de curación de la relación madre/hija muy poderoso.

Y finalmente. ¿Cómo se integran las partes femeninas y masculinas en la mujer?

Identificando los aspectos de tu propia naturaleza masculina que ha sido herida (la autocritica, la agresión, una actitud controladora o dominante, etc.) y cultivando las partes positivas de tu naturaleza masculina, desarrollando un puente entre esas imágenes, creyendo en ti misma y haciendo crecer un padre interno que da soporte y que te sirve de manera saludable. Aprender cómo equilibrar tu vida interna y externa es un viaje que requiere toda una vida.

¿Cómo puede afectar a nuestra sociedad que las mujeres generemos nuestros propios mitos, heroínas y referentes?

Honrando los valores de lo femenino -compasión, valores del corazón, creatividad, asociación, comunidad, sabiduría, poder femenino, escucha profunda, corporalidad- e integrando estos valores en nuestra vida cotidiana en la familia, en el trabajo, en la educación, en la medicina, en la polí- tica y en las religiones. Simplemente, puedes darte cuenta cómo la inclusión de las mujeres en el gobierno, poco a poco está cambiando la manera de crear y votar leyes.


Tomado de SINERGIA - la revista del Institut Gestalt, Nº 20 (septiembre/diciembre 2013) págs. 4 y 5

21 julio 2016

Círculos de mujeres #terapéutico #Maternidad en #Rancagua! 27 de AGOSTO, 10 am.

"Nos acompañamos las unas a las otras mientras la madre de todas sostiene nuestro rezo" Sulah



"Si la maternidad, en todos sus procesos, fuese respetada por la sociedad, ¿cómo sería tu maternidad?"

¿Hagamos un círculo? y compartamos todo esto que nos pasa cuando estamos en etapa de intencionar nuestros bebés, de embarazos, de duelos gestacionales, de crianzas, lactancias, de hacer pareja, de hacer familia!!! hablemos!!! digamos aquí en la intimidad del círculo, lo que ya no podemos callar, aquello que ya nos disgusta, que nos incomoda... los ropajes de esclava sumisa, abnegada mujer, puede que a varias le estén dando urticaria y también para muchas los de mujer superpoderosa, fuerte, que se las puede todas! basta!! En los círculos de mujeres sobre maternidad nos encontramos con que todas estamos tan cansadas de estar aisladas unas de otras, de comunicarnos vía whatsapp todo el día con nuestras amigas para sentir cobijo, calor, compañía! para escapar un rato de la rutina! y es que nos necesitamos! porque con la cantidad de cosas que tenemos que hacer al día, con todo lo que le tenemos que rendir al jefe, a la familia, amigos, pareja, hijos... no dá! No da para hacer tribu.Y si bien es cierto que no es una exigencia muchas veces explícita la de rendirle a todos, sí es evidente desde nuestra memoria ancestral, la sobrecarga de conductas impuestas por la sociedad de cómo comportarnos con todos los demás, por lo que hoy, comportarse de manera más auténtica a nuestros sentires y menos tratando de agradar o cuidar al resto, es algo que se siente, se vive y se condena en el inconsciente colectivo como una traición y deslealtad a la herencia, al sentirse perteneciente a (familia, cultura, etc). Si traiciono, me excluyen. Encrucijada!!! ¡¿Que hacemos?! Perpetuamos mandatos, perpetuamos lo no saludable.

¿Pero y por qué necesitamos hacer tribu? Pues las mujeres antiguamente siempre estuvieron reunidas en tribu. Criaban juntas, trabajaban juntas, se acompañaban constantemente, lo que hormonalmente sincronizaba sus ciclos menstruales y nos genera mayor producción de ocitocina. Esa hormona tan importante para nosotras puesto que está directamente vinculada con la regulación emocional y la disminución del estrés, es la hormona del amor que se activa en las relaciones amorosas, en los partos y en lactancias. Para una mujer, estar en compañía de otras es invertir en salud mental/emocional/física y espiritual. Cuando hablamos unas con otras, nos comprendemos mejor a nosotras mismas, nos reflejamos en las otras historias y adquirimos mayores recursos y herramientas para lidiar con todo lo que nos pasa. En los círculos siempre se entregará información empoderadora de todos nuestros procesos, sentires y ciclicidades, de manera que podamos seguir profundizando y transformándonos luego de salir de nuestra tarde juntas.  Todas somos iguales, en los círculos no hay etiquetas, exigencias, ni una es más, ni una es menos, porque estamos sentadas a la par con la otra y todas hacia el centro... ya veremos que se trabaja en el centro. 


En éste circulo de maternidad, trabajaremos el soltar, vendremos a sanar! Los círculos son intensos, trabajamos con herramientas terapéuticas muy diversas y potentes y nos vamos muchas veces con tareas para la casa, para generar un cambio tal, que de una buena vez, nos sintamos más sinceras, libres y resueltas con nosotras mismas. Quiero que desde ya reflexiones en que quieres dejar atrás en tu vida que no permite que disfrutes tu maternidad, sea en la etapa que sea, con o sin hijos! Trae esa vivencia, ese dolor, esa relación, ese sentimiento, mandato... Tráelo porque cuando te vayas, te irás sin el. 
Miraremos la relación con nuestra madre y como desde ahí nos relacionamos con la maternidad... miraremos la relación con los padres y la pareja que vimos o no vimos en papá y mamá, para mirar desde ahí nuestras relaciones amorosas... Miraremos con profundo amor nuestras heridas de infancia, para sanar y desde ahí construir maternidades conscientes, imperfectamente perfectas, placenteras. Este círculo lo construimos todas, porque somos, ciertamente, nuestra propia medicina. 

Te espero para volver a la raíz de lo femenino sagrado, a conectar con nuestras sabias internas y sentir esta hermandad de mamás criando en tribu, en contención, en compañía. 







Vengan solitas, tener este espacio de autocuidado es importante. Si tienen bebés que ya gatean bastante o caminan se hace muy difícil realmente ESTAR en el círculo, difícilmente podrán participar y las quiero aprovechando este espacio!.


¿Cuando? 27 de AGOSTO 2016, 10 am. en punto!
Cada círculo será de 10 mujeres máximo. Inversión: $15.000 la duración es de 3 horas aprox.  Para reservar tu cupo se transfiere a mi cuenta. Pídeme los datos al mail más abajo. *No se reserva cupo sin abono, para así darle espacio a otras mujeres. 
Inscripciones al mail: contacto@psicologiayflores.cl 
Lugar: Rancagua, centro Alma Paz
Calle Parque del Este 1237. (Frente a estac. Easy Portal Rancagua, por Javiera carrera)


Abrazos y besos de luz de luna!




Pamela C. Labatut Hernández
Mujer y Mamá
Ps. Clínica y Psicoterapeuta femenina
Terapeuta Floral Acreditada
Terapeuta Complementaria


18 julio 2016

Nuevo #CirculodeMujeres #Rancagua #autoestima 24 SEPTIEMBRE 09:45 am




"Si un día las mujeres se despertaran y amaran todo de sí mismas, las multinacionales se irían a la quiebra" Y es que amarnos tal cual somos, honrar y cuidarnos, decir que NO! cuando es no, ser espontáneas, cíclicas y que eso no sea un tema para nosotras, cortar con relaciones violentas con nosotras mismas y hacia nosotras y exigir respeto en nuestras relaciones, partos, trabajos, etc... es revolucionario!!!! 
Amarse hoy con nuestros cuerpos imperfectos que no son de revista, es anarquista!!! Que pasa si no calzamos con el modelo de mujer que se impone hoy en día? ¿que nos pasa a nosotras? ¿que nos pasa en nuestras relaciones? ¿que pasa en el espejo cuando nos miramos? ¿o quizas nisiquiera nos gusta mirarnos mucho?
Entonces desde esa mujer imperfecta para la sociedad, desde esa baja estima de nosotras mismas, difícil resulta establecer relaciones amorosas saludables! pues no podemos dar aquello que no tenemos, no podemos recibir un amor saludable si nuestro primer amor nosotras) no esta siendo saludable.
Los círculos de mujeres son una instancia necesaria para entrar en el viaje de ida a amarnos, a escucharnos a nosotras mismas y validar nuestros sentires en compañía de otras que son simplemente igual que yo... de carne y hueso... esas que no se sienten lindas desde chicas, porque siempre las criticaron, esas que no se atreven a coquetear porque a la hora de entablar una relación en profundidad, mejor que no vea como soy realmente!, esa que siente que "no sabe" coquetear, o muchas que les cuesta mucho estar sin un otro y sólo pololear con ellas mismas... hay algunas que han llegado a pensar que sus cuerpos no pueden ser vistos ni siquiera por sus parejas, hay otras que estan convencidas que no dicen nada interesante! y así vivimos muchas mujeres, con un autoconcepto negativo, con una autoimagen que cualquiera puede pasar por encima, porque ese otro tiene más poder de modular mi ánimo que yo misma.
En un círculo todas somos iguales, no hay etiquetas, ni juicios, ni exigencias, ni una es más, ni una es menos, el circulo lo construimos todas, porque somos, ciertamente, nuestra propia medicina. Para una mujer, estar en compañía de otras es invertir en salud mental/emocional/física y espiritual. Cuando hablamos unas con otras, nos comprendemos mejor a nosotras mismas, nos reflejamos en las otras historias y adquirimos mayores recursos y herramientas para lidiar con todo lo que nos pasa. En los círculos siempre se entregará información empoderadora de todos nuestros procesos, sentires y ciclicidades, de manera que podamos seguir profundizando y transformándonos luego de salir de nuestra jornada juntas. Volvemos a la raíz de lo femenino sagrado, a crear, soñar y conectarnos con nuestras sabias internas, despertando en todos los recovecos oscuros de nosotras mismas que hasta el minuto, no han podido ver más luz. Los círculos son intensos, trabajamos con herramientas terapéuticas muy diversas y potentes, y nos vamos muchas veces con tareas para la casa, para generar un cambio tal, que de una buena vez, nos sintamos más sinceras, libres y resueltas con nosotras mismas y listas para salir de una manera distinta a relacionarnos con los demás. Las invito a saborear el amor incondicional, a tener un espacio de pololeo con ustedes, a empoderarse, a salir de relaciones toxicas!! a abrazar la mujer autentica y dejarla salir!! es tiempo de que la sociedad se adecue a una mujer sana, en vez que perpetuemos tratar de adaptarnos nosotras a un sistema que, queramos asumirlo o no, cosifica a la mujer, la domina y doblega.


Las que son mamás, ideal venir solas, tener este espacio de autocuidado es importante. Si tienen bebés que ya gatean bastante o caminan se hace muy difícil realmente ESTAR en el círculo, difícilmente podrán participar.


¿Cuando? 24 de Septiembre 2016
¿Hora? 9:45 a 14:00 hrs 
Cada círculo será de 10 mujeres máximo. Inversión: $20.000 
Estaremos 3 a 4 horas máximo 
Para reservar tu cupo se transfiere a mi cuenta. Pídeme los datos al mail más abajo.
*No se reserva cupo sin abono, para así darle espacio a otras mujeres. 
Inscripciones al mail: contacto@psicologiayflores.cl 
Lugar: centro Alma Paz, Rancagua.

Abrazos y besos de luz de luna!


Pamela C. Labatut Hernández
Ps. Clínica y Psicoterapeuta femenina
Terapeuta Floral Acreditada

Terapeuta Complementaria

24 mayo 2016

Franco Ferrada, la flaca y Manolo: una muestra de cómo está la sociedad hoy



Al final siento que todo lo que hoy está pasando se basa en una falta de amor, empatía y tolerancia tremenda que nos está falta a todos los humanos. 

Creo que para respetar y dignificar a los animales, tenemos que partir por ser un poco más humildes con nosotros mismos... quizás después de eso podamos dimensionar lo mucho que la hemos cagado con el trato hacia los animales, de todo tipo... desde la vaca que comemos en nuestro plato, los que vemos en el circo, los del zoológico, los "salvajes" que en su propio hábitat son torturados como la chica argentina que mató un delfín sólo por sacarse fotos... Se pide respeto con los animales pero ni siquiera hemos partido por respetarnos a nosotros mismos con nuestros procesos (las emociones las bloqueamos, las dolencias las medicamos muchas veces sin poder aprender que nos quieren decir, nos dopamos muchas veces para evadir lo que sentimos y queremos luego que pasen rápido las tristezas!) ni menos a los demás con los que convivimos, con quienes a la primera que le pillas alguna fallita... ahí estás para restregársela en la cara, en el muro de facebook, en twitter a chuchada limpia, para hacer un "pantallazo" de su error"... ese error que hace que ya no lo puedas ver desde tus expectativas sino como un ser humano que se equivoca, que siente rabia a veces, que también es intolerante... no... eso no se puede. Tu tienes que cumplir con las expectativas que yo tengo de tí. Y no hablo de políticos, porque eso es harina de otro costal y para otro post, hablo de los que estamos simplemente aquí opinando como ciudadanos sobre lo que pasa en nuestro país... hablo de nosotros los comunes mortales que tampoco podemos equivocarnos ni toleramos un mal día de otra persona... no señor! 

Entonces vemos con horror la muerte de esos leones, tremendo dolor que nos produjo a todos... porque en verdad es cierto que hace milenios no respetamos a los animales que conviven con nosotros ni menos de los cuales lucramos ni nos abastecemos para comer. Pero no hemos partido por llevarnos bien con nuestra propia especie... y cada día estamos más duros con los demás y para qué decir con nosotros mismos, las autoexigencias y los mecanismos de defensa de evasión,racionalización y demases están a la orden del día. Nos hemos vuelto absolutistas. Pareciera que no pueden convivir la empatía con el mundo animal y la tragedia de los leones (la flaca y manolo) y el trato a los animales, junto con empatizar el hecho de que así como Franco, hay miles de personas en Chile con infancias de abandono, abuso, negligencia, padres alcohólicos... pareciera que todos sabemos (y nos da lo mismo) lo que es que se te muera tu madre de niño y tu papá alcohólico no se haga cargo de tí, ni tu abuela... entonces te fuiste al sename que lamentablemente ya sabemos tampoco reemplaza el amor incondicional que cualquier niño necesita) .. y pareciera que sabemos, y tampoco nos importa un comino! lo que es tener delirio místico, probable esquizofrenia, osea juicio de realidad alterado, naaaa que es eso... YO estoy bien, ese tipo está loco y no se hace cargo... no, no sabemos y nadie le da el espacio a los profesionales de salud para informar más... mejor vemos noticias trágicas en la tele, de eso si que informan... parece que todos sabemos y ni nos duele (no, porque todos tenemos super buena autoestima) lo que es sentirse toda una vida invisible... tan invisible que vas a llamar la atención al zoológico de stgo, desnudarte y pedirle a los leones que te presten atención. Si, parece que todos sabemos porque sino no entiendo ¿cómo se condena algo sin haberlo vivido en tus propios zapatos? Muy duros estamos con los demás, muy duros con nosotros mismos de no mirar un poco más afuera de nuestras narices para ver esa realidad que puede ser tan distinta a la mía y no decir al menos "chucha que fuerte la vida del cabro, debe haber estado re mal" al menos eso! pero no... nada... como hemos vivido lo mismo que el, juramos que las cagó, que debiese morir (cachense! gente deseando que se muera! me duele el alma eso!!!!) Si se veía alegre por fuera no significa que no lo estaba pasando mal por dentro, ¿o acaso alguno de ustedes nunca se pone la mascarita de "estoy bien" cuando en verdad no lo está? Tener delirio místico no anula el hecho de que se haya sentido tremendamente invisible. Si no me cree consulte con un psicólogo en el cual confíe. 
 No nos hemos ni percatado que OMS alertó que Chile es uno de los países con más alto indice de depresión Y SUICIDIO en el MUNDOOOOOO (y me van a pedir la fuente, seguro... porque estamos críticos pues... así que al final del texto la posteo, tranquis, voy a cumplir sus expectativas jaja). El suicidio es la segunda causa de muerte en Chile, no natural, después de los accidentes de tránsito.

La verdad, para resumir y terminar... estamos tan tan cagados nosotros mismos como especie que así difícilmente podremos respetar otras que creemos varzamente, están a nuestro servicio.
 Por eso, y para siempre finalizar con mi filosofía de vida de #vasomediolleno y de #optimistaempedernida... propongo que nos dejemos de pelear, criticar y enjuiciar, para darle paso a centrarnos en las soluciones en vez de los problemas... partamos por casa, por aumentar el #autocuidado, por darnos espacios de ocio y relajo, por respetarnos y por ende comenzar a respetar a los demás, cuidar a los demás... sobre todo respetar a mujeres y niños que tanto nos han minimizado, partamos por ahí, por cambiar paradigmas patriarcales profundamente negativos que ya no calzan, ya no funcionan... propongámonos tratos más amorosos con los niños, respetarlos como seres humanos, respetar y honrar las mujeres y dignificarlas en todo orden de cosas... propongámonos eso... por que desde una base amorosa, desde niños criados con apegos seguros... no habrán Francos Ferrada, ni tampoco animales encerrados y maltratados... porque estaremos empatizando desde el amor propio, irradiándolo a todos los demás, sin distinción. Ojalá seamos más los que busquemos soluciones y menos problemas, ojalá seamos cada vez más los que nos queramos amar tanto tanto, que le contagiemos amor a todos, todas y todos los seres... animales, plantas, MADRE TIERRA. Es la forma, que más me resuena... y eso lo quería compartir. #amorpalquelee 


Pamela Labatut Hernández 
Ser humana, mujer, mamá, habitante de la tierra 
www.psicologíayflores.cl 

fuentes: 

- http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2016/04/15/altos-indices-de-depresion-y-suicidios-de-ninos-en-chile-levantan-alerta-de-la-oms/?utm_medium=twitter&utm_source=twitterfeed

http://www.cnnchile.com/noticia/2015/09/19/alta-prevalencia-de-depresion-en-chile-




19 febrero 2016

Todos podemos cambiar



Mi hijo está fuertemente en la etapa del "yo solito" y hoy, como muchas veces, me llamo desde su pieza para pedirme ayuda "mama! Ven a ayudarme! es que quiero poner esto y está difícil" me encanta cuando lo dice. Poco a poco va comenzando a balancearse en el sutil equilibrio de intentar por su cuenta pero saber pedir ayuda para seguir luego solito. 

Cuantas veces nosotros los adultos no logramos surfear esa ola. Pedimos ayuda porque ya no damos más, porque estoy funcionando hace meses con la "reserva", el combustible hace rato que se fue a la mierda.... La pazciencia y el buen trato conmigo y los demás, también. 
Pasa también, cuando no queremos pedir ayuda, porque "podemos solos" "como no me la voy a poder, no estoy tan mal" y una serie de mandatos de superpoderes que sólo vemos en las películas. ¿Qué tal si nos permitimos ser humanos y nada más?
Cuando posteo reflexiones suelo encontrarme con respuestas como: "si, pero es que es MUY difícil" "sigan soñando", " que lindo pero yo no puedo" 

TODOS podemos, algunos solos, otros con más o menos apoyo y ayuda. Ninguno es mejor que el otro. Sólo son herramientas distintas del mismo maletín. TODOS podemos, otra cosa es que en el hacerlo nos resulte difícil (pero no imposible). La dificultad reside en nuestra propia historia, autoboicots y trampas, mandatos, lealtades, creencias y voces internas de lo que alguna vez nos dijeron, repitieron o hicieron sentir. ¿Nos determina? Bastante. Sin embargo la evidencia filogenética, ancestral del ser humano, me respalda lo que digo. ¿Cuántas veces hemos visto cambios radicales en personas a punto de morir, después de operaciones, accidentes, etc? ¿Y qué pasa con lo que evidenció Darwin? Adaptarse para sobrevivir. Y aquí estamos sin tener que salir a cazar nada porque si queremos el súper viene a la casa a dejarnos la mercadería del mes. 

SOMOS CAPACES DE CAMBIAR. El tema no es que no podamos, siempre podemos, el tema tampoco es que sea difícil, pues la dificultad la ponemos nosotros y y si tenemos limitaciones como mi hijo y su motricidad fina en desarrollo, pues pedimos ayuda!! Y seguimos... Y es posible seguir solos... El tema pasa por el miedo que nos da embarcar rumbo a lo desconocido, por no saber con qué cresta nos vamos a encontrar. Así que nómbralo como es. "Me da miedo cambiar" listo. Ya diste el primer paso. Bravo!!! Acabas de hacer un cambio. 
Mantenlo desde lo positivo con la misma fuerza de voluntad que tienes para ir a trabajar todos los días (me podrás decir que si no trabajas no comes pero igualmente eso refuerza que tienes fuerza de voluntad) y determina tu "coraje para cambiar" (polo positivo). Obsérvate. Pues yo acabo de ver como hiciste una nueva sinapsis de aprendizaje. Igual que mi hijo. 

Te honro. 

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...