15 agosto 2010

Método Montignac, el más saludable y completo sistema de alimentación.

El bienestar del SER, consiste en sanar todos tus cuerpos... físico, mental y emocional. Si bien nuestros pensamientos y emociones nos llevar a enfermar físicamente, es indudable que una buena alimentación nos puede llevar a alcanzar el objetivo de la sanación holística de manera mucho más eficaz. Complementario a las terapias naturales y alópatas, les recomiendo a ojos cerrados un método alimenticio que está calificado actualmente, como el más saludable según los más alto estándares de Nutricionistas a nivel mundial. Cuidemos a este gran vehículo que nos entregaron al nacer, que nos permite sentir, pensar y movernos en la vida... "que tu alimento sea tu medicina" - Hipócrates.

Después de muchos años interesada en el tema nutricional, libros, talleres y experiencias directas y de mis pacientes con muchos métodos diversos, he logrado encontrar, según mis necesidades como persona y como terapeuta, el método más complementario y de fácil acceso a las personas. Como terapeuta, considero primordial dar una apoyo y orientación totalmente holístico a mis pacientes, y asi como debo amarme a mi misma para poder orientar a otros como amarse a sí mismos... también es necesidad cuidar mi cuerpo para poder ayudar a otros a cuidar el suyo... Es imposible enseñar a un otro algo que no se vive y no se ejercita primero en uno mismo! Sería como ir a un nutricionista que tuviera un trastorno alimenticio! que confianza nos daría?

Agradezco en particular a mi gurú española, Nuri, quien me ha orientado en el método montignac...
Luego de más de 4 meses de investigación y en sólo mi primer mes de ejecución del método, puedo decir que he logrado tener y mantener una digestión totalmente perfecta, mejorar de sobremanera el estado de mi páncreas quien estaba sufriendo las consecuencias de una infancia demasiado "azucarada", el peso corporal que me corresponde y con el cual me siento cómoda y sana, y una liviandad y bienestar físico total que jamás sentí en mis 30 años de vida.

El método montignac es además totalmente apto y complementario para veganos y vegetarianos, con algunos conceptos de trofología y apoyo a la raw food lo que lo hace aún mas interesante para aquellos que llevan una vida satvica y se alimentan en base al ayurveda.

Los invito cordialmente a leer el prefacio del libro "comer, adelgazar y no volver a engordar" de Michel Montignac, donde se encuentra otro testimonio, esta vez de un Médico Cardiólogo quien además hizo un estudio científico al respecto.
Al final de la nota, encontrarán links de información del método y la pagina web para la descarga gratuita del libro.




PREFACIO “COMER, ADELGAZAR y no volver a engordar”

Descubrí el método Montignac a través de mi experiencia personal. Con 52 años, me encontraba en sobrepeso ponderal: ¡90 kilos para 1.60 Metros.
Uno de mis colegas, a la postre amigo mío, llevaba cierto tiempo recomendándome la compra del libro Comer para adelgazar de un tal Michel Montignac. Me decía que el nuevo método que acababa de descubrir era diferente a los regímenes tradicionales en el sentido de que no implicaba restricción cuantitativa sino que se basaba en la elección de alimentos diferentes. Manifestaba un gran entusiasmo porque había perdido mucho peso y se sentía mucho mejor. Llevaba ya bastante tiempo manteniendo su peso ideal sin dificultad.
Tengo que confesar mi escepticismo inicial. Había seguido otros regímenes con anterioridad y, al igual que la mayor parte de la gente, había perdido peso en un principio para luego recuperar mucho más. La razón principal de este fracaso estaba evidentemente vinculada al profundo sentimiento de privación resultante de la obligación permanente de comer menos para mantener la pérdida de peso.
En ninguna de esas tentativas logré perder más de 9 kilos, lo cual resultaba completamente insuficiente para alcanzar mi peso ideal.
Un día, mi mujer y yo fuimos invitados a una recepción en la que también se encontraban mi amigo y su esposa. Ver lo que comían fue para mí una auténtica revelación. Mi mujer compró el libro al día siguiente y el resto, como se suele
decir, «ya es historia». Perdí peso inmediatamente, del orden de entre 1,5 kilos
y 2 kilos al día durante las primeras semanas y un poco menos después.
Al cabo de seis meses, había perdido 21 kilos sin ninguna dificultad, y me encontraba en muy buena forma. Como médico cardiólogo e investigador, sentía curiosidad por saber por qué el método Montignac funcionaba tan bien, y me preguntaba si se podría utilizar con éxito a mayor escala.
Efectivamente, la obesidad está alcanzando niveles endémicos en Norteamérica donde, según la Organización Mundial de la Salud, cerca del 50% de la población o bien es obesa, o bien tiene un grave exceso ponderal. Las consecuencias en términos de salud son dramáticas, especialmente en lo relativo a la diabetes y a los riesgos cardiovasculares.
Hasta ahora, el tratamiento de la obesidad ha resultado muy decepcionante, cuando no un fracaso total. Es cierto que algunos medicamentos han dado resultado, pero ha sido necesario retirarlos del mercado debido a los inaceptables efectos secundarios que acarreaban. En cualquier caso, teniendo en cuenta la elevada tasa de obesidad y su progresión, la prescripción de medicamentos en una proporción tan importante de la población resultaría no solamente poco razonable sino también inaceptable desde un punto de vista económico. El índice de éxito a largo plazo de los regímenes tradicionales es extremadamente bajo, ya que menos del 5% de las personas que siguen estos regímenes consiguen mantener su pérdida de peso. Es muy poco en comparación con el índice de entre 15 y 20% de éxitos conseguidos por los programas de desintoxicación del tabaco y del alcohol. Por esa razón, no cabe más que alegrarse por la aparición de un Método con el cuál resulta relativamente fácil adelgazar en proporciones jamás alcanzadas hasta ahora, sin privaciones y comiendo hasta la saciedad. En este contexto, dos de mis colegas que habían seguido con éxito el método y yo mismo nos pusimos en contacto con compañeros de la Universidad Laval de Quebec, auténticos expertos en nutrición y en epidemiología de los riesgos
lipídicos. En un principio, quedaron sorprendidos por nuestras preguntas pero ante nuestro entusiasmo y nuestro ofrecimiento de financiación aceptaron la idea de emprender un estudio piloto para el cual se estableció un protocolo.
El estudio se realizó con 12 hombres obesos que fueron sometidos a tres regímenes diferentes en períodos de seis días durante los cuales tomaron todas sus comidas en el hospital.
Los aportes alimenticios fueron meticulosamente medidos en cuanto a su contenido calórico y su composición en macronutrientes (glúcidos, lípidos y proteínas). Se llevaron a cabo análisis de sangre antes y después de cada régimen para medir parámetros tales como la glicemia, la insulina, el colesterol y las otras fracciones lipídicas. Durante la primera semana, el grupo siguió un régimen bajo en grasas basado en las recomendaciones del American Heart Association pero que no comportaba ninguna restricción cuantitativa.
Durante la segunda semana, los 12 voluntarios siguieron el método Montignac con la libertad de comer a voluntad. El régimen de la tercera semana incluía el mismo número de calorías que el de la semana anterior, pero su composición en macronutrientes era idéntica al de la primera semana.
En los tres casos, los sujetos tenían que cumplimentar unos cuestionarios estándares para identificar su grado de hambre y de saciedad antes y después de cada comida. Los resultados del estudio nos sorprendieron sobremanera. En el transcurso de la semana Montignac, los sujetos, de forma espontánea, comieron menos que durante la primera semana (cuando lo podían hacer ad líbitum) y sin embargo tenían el sentimiento de haber quedado perfectamente saciados. En cambio, durante la tercera semana, durante la cual comieron el mismo número de calorías que durante la semana Montignac, los sujetos seguían teniendo hambre y sufrían un profundo sentimiento de privación, hasta el punto de que algunos de ellos querían abandonar el estudio.
Además, durante la semana Montignac, la pérdida de peso fue la más importante respecto a la tercera semana, de la misma manera que los efectos benéficos sobre los lípidos sanguíneos y los niveles de insulina sólo se pudieron observar durante la semana Montignac.
El Método propuesto por el señor Montignac, basado en la elección exclusiva de glúcidos con bajo índice glucémico, resulta muy interesante por varias razones.
En primer lugar, funciona muy bien para perder peso. Después, resulta relativamente fácil seguirlo ya que permite neutralizar el hambre y conseguir un grado de saciedad satisfactorio. Ofrece por lo tanto mucha más esperanza en el mantenimiento de la pérdida de peso a largo término en comparación con las dietas hipocalóricas convencionales. Recordemos que la mayoría de los regímenes fracasan a largo plazo al mantener una sensación de hambre y de privación. Tenemos que subrayar, finalmente, que el resultado de nuestro estudio deja entender que el método Montignac es el único en tener efectos benéficos sobre los lípidos sanguíneos y los niveles de insulina. De hecho, este libro presta una atención particular a la prevención de la hipercolesterolemia y de los riesgos cardiovasculares (Capítulo VIII). Por eso pensamos que el Método Montignac está lleno de perspectivas y tenemos la intención de seguir estudiando no solamente los mecanismos que permiten que sea eficaz, sino también su potencial a largo plazo sobre patologías tales como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. En cuanto a mi caso personal, llevo ya dos años siguiendo el método Montignac. Me siento en plena forma y he mantenido el mismo peso sin ninguna dificultad.

Profesor Jean G. DUMESNIL
Cardiólogo en el Quebec Heart InstitutDel Hospital Laval
Profesor de cardiología en la Universidad Laval, Ste Foye
Quebec, Canadá


Descarga el libro gratis acá: http://www.quedelibros.com/libro/59452/El-metodo-Montignac.html


Buenos links para recetas e información:

http://cocinartesnur.blogspot.com/search/label/Monty

http://www.livianito.cl/

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...