26 abril 2013

La enfermedad para el Doctor Bach





Edward Bach decía “Lo que llamamos enfermedad es la fase terminal de un desorden mucho más profundo. Es evidente que si queremos que un tratamiento sea totalmente eficaz, no podemos tratar únicamente los síntomas sin remontarnos a la causa fundamental de dicha enfermedad, a fin de eliminarla”


El enfoque terapéutico creado por el doctor E. Bach tiene la triple condición de ser holístico, clínico y analítico. Los principales objetivos de la terapia con esencias florales son: aliviar el dolor psíquico y físico, concienciación, introvisión, individuación y prevención. Aliviar el dolor es un objetivo básico de todo tratamiento floral. Sin embargo, no hay que perder de vista el hecho de que el consultante debe aprender el sentido de su dolor para que éste adquiera valor terapéutico, pero podremos acceder a ello una vez que disminuyan los síntomas agudos. Concienciar, como proceso de ampliación de conciencia, entendido que ésta no es una técnica que tiende a suprimir sino a ayudar a comprender el significado de la lección. Esta tarea implica no sólo un registro intelectual de “darse cuenta”, sino una vivencia que acompaña el conocimiento mental. La concienciación trae como resultado la mejor comprensión de la situación presente, de la perspectiva histórica y de dimensionar su realidad, comprendiendo que lo que le pasa hoy es fruto de su devenir. La introvisióntiene como fin lograr en la persona una mayor identidad, una mejor diferenciación, categorizar los aspectos internos y su relación con el entorno y circunstancia de vida. La individuación como el encuentro de sí mismo, sin interferencias propias o ajenas o justificables. Como expresa Bach, “permitir que otras personas nos impidan escuchar los dictados de nuestra alma provoca falta de armonía y enfermedad. Desde el momento mismo en que el pensamiento de otra persona entra en nuestra mente, nos desvía de nuestro verdadero camino. Sólo cuando olvidamos este hecho y tratamos de interferir en las tareas de otros o permitimos que lo hagan en la nuestra, aparecen la fricción y la falta de armonía en nuestro ser”. Por lo tanto, individuarse es seguir un camino propio. La prevención es lograr descubrir la causa, erradicando el defecto con el recto desarrollo de la virtud opuesta, antes que éste tome la forma material de la enfermedad. La terapia floral es un elemento muy valioso en la prevención de enfermedades psicofísicas, no teniendo en cuenta la naturaleza de la enfermedad sino al paciente que la porta: “No nos fijemos en la enfermedad, sino cómo ve la vida el enfermo” (Bach)

“La enfermedad es en esencia el resultado de un conflicto entre el alma y la mente, y nunca podrá ser erradicada sin un esfuerzo espiritual y mental”

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...