29 enero 2015

Dudar de tí mismo te ayuda a crecer



Cuando lleves mucho tiempo creyendo (no sintiendo... creyendo) que va todo perfectamente bien en tu rol o cargo de trabajo... tómate un tiempo. Sí, tómate un tiempo para mirar con ojos amorosos, lo que has estado haciendo... que has aprendido? que haz mejorado y que te cuesta todavía? Cuestiónate incluso, lo que has estado creyendo ciegamente... 

De tanto en tanto, cuestionarse hace bien. 

De tanto en tanto, hemos vivido experiencias nuevas que nos han hablado de dolor y equilibrio... y esas experiencias si no las integramos, mediante el cuestionarse los actos automáticos que muchas veces hacemos... no logran tomar la importancia que realmente tienen en nuestras vidas: están ahí para adentrarnos en la sabiduría interna de nuestra existencia... nos ayudan a comprender desde el alma, desde el corazón, lo que venimos a aprender a esta vida, en él o los aspectos que estemos transitando... a veces lo más sutil resulta poderoso ante el cuestionarse "me siento cómodo como lo estoy haciendo?", "¿esta forma de hacer las cosas me sigue resultando?", te has dado el tiempo de observarte y mirar cómo haces las cosas... que dedicación le pones, cuán automático es, si hay pasión o no en ese trabajo que desarrollas, en esa relación que tienes, en ese "hobby" al que te dedicas de cuando en cuando... quizás muchas veces te encuentres con que no hay que cambiar tanto, tan sólo ser más flexible e integrativa/o con eso o contigo mismo. Sin embargo hasta esos cambios que creemos poco notorios, pueden tener un profundo impacto en nuestras decisiones futuras. 

No creas ciegamente mucho tiempo, cuestiónate hasta tus propias creencias de tanto en tanto... puede que te encuentres con alguien nuevo.... puede que te encuentres con una mejor versión de tí misma/o.

Pamela Labatut, Sulah

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...